miércoles, 10 de diciembre de 2014

¿Quieres Ser Estrella?




¿QUIERES SER ESTRELLA?
Estrella...
¿No has pensado nunca en ser "estrella" y brillar para los demás?
Algo así como vivir en un mundo nevado,
en un paisaje navideño para encauzar
los pasos de tantos reyes magos
que andan por estos mundos de Dios rastreando la felicidad.
¿Yo, estrella? ¿Por qué?
Mejor pregúntate:
¿Para quién?
¿Qué hay "dentro" de la estrella?
¿Quién enciende su fuego? ¿Quién habla entre sus llamaradas?
¿Qué susurra su voz que atraviesa universos?
Si de verdad quieres convertirte en estrella sólo necesitas dos ingredientes:
LUZ Y CALOR.
La estrellitis es una enfermedad saludable que suministra luz y calor.
Luz para las inteligencias y ráfagas de amor para los corazones.
Se trata de aportar luz para las mentes y las conciencias.
Requiere arder en la verdad y repartir sus llamaradas 

a los cuatro vientos.
La estrellitis contagia también su calor. Su luz abrasa. 

Sus pupilas animan.
Sus manos secan las lágrimas más amargas.
Si ante el dolor y la injusticia has sentido frío y calor 

a un tiempo, como cuando se tiene fiebre,
es el mejor indicio de que ya has comenzado 

a ser estrella para los demás.

Te Deseo Que La Vida Te Sonría



Una Rosa Para Mi Madre Que Está En El Cielo


 Te recuerdo

Mi corazón se estremece al recordarte.
No ha sido fácil superar el no verte más,
pero me consuela pensar que estás en
un maravilloso lugar, el cielo.
Porque es ahí donde están los ángeles como tú.
Sé que si en este mundo, cuidabas de mi,
tu amor me sigue tocando.
Te recuerdo y se llena mi alma de gozo
por todo lo que me diste mientras estuviste junto a mí


Nuestros Seres Queridos Nos Cuidan Desde El Cielo Esta Navidad