domingo, 17 de agosto de 2014

Cuida Y Valora A Tus Padres



Había una vez dos amigas que se encontraban tomando un café 
y una le comenta en tono de queja a la otra:

-Mi mamá me llama mucho por teléfono para pedirme que vaya a hablar con ella, 
o para pedirme que la lleve a tal lugar, o que vaya a comer a su casa. 
Yo voy poco y en ocasiones siento que me molesta su forma de ser y de pedirme las cosas. 
Ya sabes como son los viejos: cuentan las mismas cosas una y otra vez.

Además, nunca me faltan compromisos: que el trabajo, que mis hijos, que los amigos

-Yo en cambio, le dijo su compañera, hablo mucho con mi mamá. 
Cada vez que estoy triste, voy con ella; cuando me siento sola, 
cuando tengo un problema y necesito fortaleza, acudo a ella y me siento mejor.

-Caramba, dijo la otra, eres mejor que yo.

-No lo creas, soy igual que tú, respondió la amiga con tristeza, 
 visito a mi mamá en el cementerio.”

Los viejos no son una lata, ellos nos necesitan.

*La primera cuestión que necesitan de nosotros es nuestro perdón.
Ningún padre es perfecto y sin duda alguna sus padres 
cometieron muchos errores y es por eso que necesita 
De nada sirve guardar resentimientos y amarguras. 
Si por alguna razón está resentido con sus padres, 
hoy es el día perfecto para perdonarlos.

*La segunda cuestión que necesitan es su comprensión.
Debe entender que ellos hicieron lo mejor que pudieron con 
el conocimiento y recursos que tenían. 
Ellos necesitan escuchar de usted que a pesar de 
todo sí hicieron cosas buenas al criarlo.

*Ellos también necesitan de su apoyo.
Cuando nuestros padres llegan a la tercera edad 
necesitan mucho de nuestro apoyo
Apóyelos con su tiempo, con su atención. Sin prisas ni apuros. 
Invítelos a su casa a comer. De vez en cuando deles dinero. 
Sabe, es bien frustrante necesitar dinero y no poder ganarlo intelectual o físicamente.

El escritor mexicano, Alejandro Orozco dijo: 
“Tus viejos necesitan poco, pero ese poco lo necesitan mucho”.

De manera que si aún tiene a sus padres con vida 
¿Por qué no los llama ahora mismo? 
¿Por qué no los visita y les dice cuánto los quiere? 
Pase tiempo hablandocon ellos, invítelos a su casa y disfrute de su compañía. 
Quizá sus viejos ya no pueden conducir y necesitan que los lleve 
al médico o al supermercado. Ayúdelos. Involúcrese más en sus vidas.

Hágalo, antes de que sea demasiado tarde y recuerde 
“Nuestros viejos necesitan poco, pero ese poco lo necesitan mucho.”

2 comentarios:

  1. Cuan cierto es,ya despues que se van no necesitan nada material,solo que lo recordemos con amor y sin remordimientos.Quizas cuando nosotros lleguemos a esa edad,es cuando entenderemos a nuestros viejitos,no esperen que llegue ese dia,hagamlo ahora que ellos podran apreciarlo.

    ResponderEliminar
  2. MUY BONITO MENSAJE ESTE ..A LOS PADRES...HAY TANTOS ABUELOS SOLITOS !!

    ResponderEliminar